miércoles, 4 de noviembre de 2009

LA TARTAMUDEZ

Introducción



Disfémia o tartamudez

Es una alteración en el ritmo del habla y de la comunicación caracterizada por una serie de repeticiones o bloqueos espasmódicos. Los síntomas o manifestaciones disfémicas pueden ser agrupadas en torno a tres categorías: aspectos lingüísticos (uso de “muletillas”, abuso de sinónimos, incoherencias, desorganización entre pensamiento y lenguaje…); aspectos conductuales (mutismo, retraimiento, ansiedad, conductas de evitación conversacional, bloqueos…) y aspectos corporales y respiratorios (tics, espasmos, alteraciones respiratorias, rigidez facial…). Algunos de estos síntomas suelen aparecer hacia los tres años y con procesos de desarrollo muy diversos según los sujetos. Esta sintomatología inicial (tartamudez fisiológica, primaria de desarrollo) no debe inquietarnos en exceso, pues no implica una generalización a edades posteriores; deben ser consideradas incluso como normales, ya que el niño/a está desarrollando su lenguaje con la dificultad que implica la adquisición de las distintas estructuras que componen los diferentes componentes del sistema lingüístico. Basta, en este primer momento, evitar las correcciones excesivamente para eliminar situaciones de angustia y ansiedad que no harían sino sostener más el trastorno.

Lorena Riera Adrover

CARACTERISTICAS DE LA TARTAMUDEZ


La prolongación o repetición de palabras, sílabas, sonidos, etc.
Los cambios en la velocidad del habla
La alteración en el tono de la conversación
La alteración de la respiración
La excesiva tensión muscular en los órganos usados para el habla
La aceleración en el ritmo cardíaco
Temblores y nerviosismo
Vergüenza, ansiedad y frustración cuanto al habla
Afecta más a los
niños que a las niñas

SINTOMATOLOGÍA

Varía con la etapa de desarrollo del trastorno, los investigadores del tema han dividido los síntomas en cuatro etapas:

Primera Etapa: de las repeticiones primarias o iniciales, que se producen siguiendo el ritmo normal del habla, sería la llamada “tartamudez fisiológica o evolutiva”. Son las repeticiones y vacilaciones del niño que inicia su aprendizaje del lenguaje y en el cual la competencia supera a la ejecución lingüística. Ocurre alrededor de los 3 años de edad. En esta etapa la terapia debe ser indirecta, dirigida al ambiente.

Segunda Etapa: es cuando ocurren repeticiones espasmódicas, más lentas, es la etapa de los clonus. Es la llamada “tartamudez de transición”, ocurre cuando el niño tiene 6 a 7 años.


Tercera Etapa: es la etapa tónica, el habla sufre interrupciones evidentes, el niño enrojece y no emite sonidos, luego el discurso aparece en forma violenta. Es la llamada “tartamudez confirmada”, el niño ya sabe que su manera de hablar es un problema, por tanto la terapia debe ser directa, con el niño.

Cuarta Etapa: en esta etapa aparecen los movimientos asociados y los trastornos respiratorios. Es la llamada “tartamudez avanzada”.

María Domenech Torregrosa


Causas de la Tartamudez


El comienzo del tartamudeo va a coincidir con una etapa de amplio desarrollo del lenguaje, y por ello, parece que la tartamudez vendría por dificultades en la adquisición de las habilidades del lenguaje.

Parece existir una relación importante entre padecer este trastorno del lenguaje y tener antecedentes familiares con la misma dificultad en la infancia. Esto hace pensar en ciertos factores biológicos o genéticos que podrían influir en el inicio del trastorno. Entre los factores biológicos que se han relacionado con este problema encontramos:
- Diferencias en la lateralización del lenguaje: parecen existir diferencias en la forma de lateralizar el lenguaje entre los no tartamudos y los tartamudos, de modo que en los primeros se daría una mayor lateralización del habla hacia el hemisferio cerebral derecho que en los segundos, en los que predomina la lateralización izquierda.
- Diferencias en el procesamiento auditivo
- Dificultades en el procesamiento motor, es decir, problemas con la coordinación muscular en la producción del movimiento corporal, que afectaría también al habla.


A pesar de todo ello, presentar dificultades con la fluidez del habla entre los dos y los cinco años de vida es relativamente frecuente, y en la mayoría de los casos el problema desaparece con la edad. Por esto, es fundamental centrarse en los factores que pueden mantener el problema a largo plazo.


El mantenimiento de la falta de fluidez en el habla a largo plazo se relaciona con factores sociales o del entorno. Se ha planteado que una alta exigencia de los padres y una actitud negativa e incorrecta hacia los errores del niño pueden agravar las dificultades en el habla del niño. La excesiva atención hacia los errores y las correcciones pueden estar aumentando el temor y la ansiedad del niño hacia el habla. El retraimiento y ansiedad social, la baja autoestima y la escasez de habilidades sociales pueden convertir una dificultad ocasional y temporal en un trastorno persistente.


La tartamudez tiene múltiples orígenes, es decir su etiología es multifactorial. La mayoría de los autores, agrupan las teorías que explican la tartamudez en cuatro grupos:
1.Teorías fisiogénicas o constitucionales.
2. Teorías sociogénicas.
3. Teorías psicogénicas o neuróticas, y
4.Teorías de aprendizaje.


Según los investigadores de la corriente conductista, la tartamudez es una conducta aprendida (teoría del aprendizaje). Coincidiendo con el aprendizaje y desarrollo de la lengua materna, el niño se condiciona y aprende una lengua incompleta alrededor de los 2 a 3 años.

Las repeticiones y vacilaciones que presenta el niño, evocan deseos de atención o de interés por parte de los padres o hacen que el niño escape a la falta de atención del escucha. Estas respuestas del escucha, deseadas por el niño, refuerzan la conducta y ésta tiende a ocurrir con frecuencia (teoría del condicionamiento y reforzamiento.

La tartamudez se mantiene en el tiempo, por la llamada "conducta de evitación", cuando el niño anticipa la situación estresora (hablar o leer en público), se dispara en él la respuesta de ansiedad, esto ocasiona que el niño evite esta situación a través de aplazar, ignorar o inhibirse de hablar, con esto él logra bajar sus niveles de ansiedad, llegar al equilibrio y reforzar la conducta.

Desiré Vozmediano Martínez

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA TARTAMUDEZ

En la mayoría de los casos de tartamudez, esta tiene un origen químico y puede complicarse su tratamiento cuando la persona que la padece comienza a socializar su problema y éste problema se manifiesta en aquellos momentos en que el individuo habla en un ambiente que no suele ser el habitual.
Para corregir la tartamudez se deben atender fundamentalmente a los aspectos psicológicos y ambientales en los que se desarrolla la actividad de la persona afectada.
En el caso de los niños será necesario que este desarrolle confianza y autoestima en sí mismo y aquellos que le rodean. Se intentará fomentar que su habla se desarrolle despacio y se que evitaran que aquellos interlocutores con los que intercambie conversaciones.
La persona con tartamudez habrá de tener un régimen de vida ordenado, con horarios fijos para las comidas y el descanso. Otra parte importante sobre la que será necesario poner énfasis son los ejercicios físicos. El ejercicio físico es muy importante para mejorar el sistema muscular de la propia habla.
El ambiente en el que la persona se desenvuelva habrá de ser, como se ha comentado, relajado. No deberán darse grandes ruidos, tampoco los sobresaltos ni las ocasiones de fobias infantiles.
En el caso de los niños el ambiente, no sólo el familiar sino el escolar de manera especial también han de ser positivos. La sociedad actual aún maneja la tartamudez y otros problemas similares de manera burlesca provocando desconfianza de aquellos que la padecen por no ser como los demás.
La labor ambiental a todos los niveles ha de ser complementada igualmente mediante un tratamiento qué sirva para coordinar la acción muscular con la propia acción Lingüística.
Los expertos recomiendan, que el tratamiento debiera ser realizado por un especialista y que, en el caso de los niños, la principal misión de la escuela ha de estar enfocada a obtener el ambiente más óptimo y adecuado, como elemento fundamental en el tratamiento.
Algunas ideas generales sobre cómo tratar la tartamudez y más concretamente los problemas de ritmo serían los siguientes:Durante el tartamudeo las personas o el niño pierde el aire espiratorio y da la sensación de estar ahogándose, lo cual nos da un pista sobre la conveniencia de tratar el aspecto respiratorio mediante una serie de ejercicios. Los ejercicios respiratorios en niños tartamudos han de hacerse, como se ha comentado antes, con mucho cuidado, ya que de no ser así podemos conseguir el efecto contrario al deseado. Como norma general deben evitarse las inspiraciones y espiraciones bruscas y las espiraciones entrecortadas.
Se recomiendan los ejercicios de inspiración oral, soplando e intentando silbar, sin agotar todo el aire disponible. También ejercicios como, apagar velas, etc todos ellos a través de un solo intento en cada ocasión y de forma suave y prolongada. Por otro lado, se realizarán inspiraciones nasales y espiración pronunciando cada vocal prolongada, sin llegar tampoco a agotar el aire.
A partir de aquí es posible pasar a la combinación respiratoria en canciones sencillas, puesto que frecuentemente en este caso, el niño no tartamudea mientras canta o mientras recita textos que resultan ser fácilmente memorizables.
Los ejercicios respiratorios como los físicos son convenientes en cualquiera de los caso de tartamudez.
La reeducación precoz de este tipo de trastorno del habla, tiene grandes posibilidades de éxito siempre que se realicen conjuntamente ejercicios respiratorios y de fonación y al mismo tiempo se consiga obtener alrededor de la persona un ambiente adecuado para fomentar su seguridad y autoestima.

Mariasol Santamaría Company


TÉCNICAS Y PAUTAS DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA. SOLUCIONES.


-TÉCNICAS Y PAUTAS DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA. SOLUCIONES.

PAUTAS DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA

Dentro de a actuación logopedia, podríamos distinguir dos pautas de intervención:

INTERVENCIÓN INDIRECTA.

INTERVENCIÓN DIRECTA.

7.1.-INTERVENCIÓN INDIRECTA:

-Dentro de esta intervención se podría incluir el papel o conducta que deberían adoptar los padres profesores, familiares, etc.….éstos deben de saber como actuar con estos niños para que las dificultades del niño en su habla se afiancen.

-Es muy importante no mostrarnos con signos de ansiedad o impaciencia, reaccionar negativamente, llamar la atención, o hacer críticas ante las dificultades del niño.

-Debemos crear situaciones donde impere la tranquilidad y un ambiente sosegado para así poder entablar una conversación, donde podamos escuchar y responder al niño con tranquilidad, haciendo caso omiso de su tartamudez. Así igualmente tendremos que evitar la relación del niño con aquellas personas que pudieran crearle tensión al niño, por prestarle atención, haciendo alusiones negativas de su forma de hablar

-No debemos pedirle al niño que hable más tranquilo, o despacio, ni que repita las frases problemáticas, esto solo conseguiría aumentar su ansiedad.

-Debemos mirarle cuando esté hablando y reforzar la conversación con lenguaje gestual, sonrisas, movimientos de cabeza etc.

-Nunca terminaremos la frase que el niño quiere decirnos; le daremos el tiempo que necesite para expresarse con sus propias palabras.

-Debemos hablarle despacio, pronunciando correctamente, y frases sencillas.

-Si el niño nos pregunta por la tartamudez, hablar con el con toda libertad.

-Los trabajos y actividades que el niño tena que realizar en casa, se harán siempre bajo la supervisión de la logopeda, pues en ningún momento deberemos atosigar al niño, pues esto solo le llevaría a desmotivarse y a padecer una mayor ansiedad.


.
INTERVENCIÓN DIRECTA.

HAY DIVERSAS TÉCNICAS DE TRATAMIENTO DE LA TARTAMUDEZ, COMO CONSECUENCIA DE DIFERENTES TEORÍAS


7.2.1-TEORÍA EN BASE A LA REDUCCIÓN DE LA ANSIEDAD.

-Según esta teoría el tratamiento a seguir sería:

a).-Desensibilización sistemática
.
-Consistente en descubrir durante las sesiones de tratamiento cuales son las situaciones que le producen mayor ansiedad a la persona tartamuda.

b).-Entrenamiento en habilidades sociales.

-Consiste en entrenamientos en técnicas, de relación social para poderlas utilizar como recurso ante aquellas situaciones que mas tensión le provoquen
.
c).-Control de la respiración
.
-En cualquier tratamiento logopédico, el control de la respiración es muy importante pues se ha comprobado que la tartamudez tiene un patrón respiratorio alterado ( Los sujetos expulsan el aire con rapidez, intentan hablar cuando carecen de aire en los pulmones y a veces respiran superficialmente y con jadeos)éste tratamiento pretende el control de la respiración mientras habla o lee.

d).-Relajación.

-Son diferentes los recursos con los que el logopeda cuenta para contribuir a que el niño/a encuentre el grado de elasticidad, flexibilidad y relajación adecuados, estos los emplea de forma combinada diseñando un plan especifico de intervención para cada caso teniendo siempre en cuenta sus necesidades.
-Dichos recursos abarcan las manipulaciones, estiramientos y movilizaciones para conseguir tonificar la musculatura corporal uy sobre todo la vinculada con la fonación, ya sea con actitud activa o pasiva del alumnado.
-Estos ejercicios van dirigidos a bajar el tono muscular del cuerpo y de la musculatura laríngea en particular, pues se ha observado el excesivo tono muscular en los individuos con tartamudez.
-Algunos ejercicios podrían ser: el bostezo, el bostezo con la boca cerrada, relajación de la cara, del cuello etc.

TEORIA DEL TARTAMUDEO COMO RESPUESTA APRENDIDA.

-Según esta teoría el tratamiento a seguir sería:
a).-Refuerzo positivo a respuestas alternativas a la tartamudez.

-Basándose en la hipótesis del tartamudeo como conducta adquirida por aprendizaje operante (Richard y Mundy, 1965) utilizaron recompensas como el helado en niños. Siendo los padre administradores de éste refuerzo, en la terapia para reducir el tartamudeo, dando unos resultados positivos.

b).-Tiempo fuera.

-Esta técnica, consiste, en que cuando el sujeto tartamudea se enciende una luz roja durante diez segundos y en éste tiempo no puede hablar.

c).-Contracondicionamiento.

-Consiste en entrenar al sujeto par que éste pueda interrumpir su habla en el momento de tartamudear, para inspirar profundamente. Eprograma incluye otros aspectos:
-Formulación de pensamientos antes de hablar.
-Identificación de citaciones favorables al tartamudeo.
-Periodo de hablar corto.
-Ejercicios diarios de respiración.
-Ejercicios de relajación.
-Exhibición de las mejoras corregidas.
-Apoyo de los familiares y personas próximas

TEORIAS QUE INCIDEN EL ERROR DE RETRAFLIMENTACIÓN ÓSEO AÉREA

-Según ésta teoría el tratamiento a seguir sería:

a).-Seguimiento.

-Pretende que la persona tartamuda repita las palabras dichas por el logopeda mientras habla o lee un texto. Pretende que la persona tartamuda atienda a la información que le llega por el canal auditivo de lo que está leyendo o diciendo el o la logopeda.
-La persona tartamuda al imitar parece olvidarse de sus dificultades y deja de cometer errores.

b).-Encubrimiento.

-Consiste en someter al sujeto a un ruido con diferentes tonos mediante auriculares, al tiempo que lee o habla, de tal manera que no puede oírse; con lo que consigue eliminar la retroalimentación auditiva y ósea, y como consecuencia el desfase entre ambas; esto en los tartamudos produce una reducción de sus errores.

c).-Habla rítmica, silabeo o metrónomo.

-Se trata de enseñar a hablar a la persona tartamuda con un ritmo determinado, más lento que el suyo. Se le va marcando con metrónomo, balanceo rítmico de los brazos, palmadas etc. El ritmo distrae al niño/a y deja de atende4 a su propio tartamudeo. Brady ( 1968, 1971) considera que el metrónomo es un buen método para cambiar el patrón de habla tartamuda.
-El tratamiento consiste en varias etapas:
1ª.-Se le demuestra al sujeto que puede hablar sin tartamudear, lo cual se hace desde el mismo momento que empieza a usar el metrónomo.

2ª.-Se incrementa la tasa de habla usando el metrónomo de forma gradual.

3ª.-Una vez conseguida un habla normal se retira el uso del metrónomo progresivamente.

d).-Retroalimentación auditiva demorada (RDA.) O HABLA RETARDADA

-Consiste en que el niño/a escuche unos segundos después mediante auriculares el discurso que acaba de decir, escuchando de ésta manera su propia voz


EL PATRÓN DE HABLA TARTAMUDO COMO RESPONSABLE DE LOS ERRORES DE DICCIÓN.
-Según ésta teoría el tratamiento a seguir sería:

a).-Habla rítmica: Silabeo o metrónomo.

b).-La RAD como sistema para endentecer y cambiar el patrón del habla.

c).-Patrón de habla alternativo, de tono y ritmo específico.


Fabiana Lozano Marcos


COMO PREVENIR LA TARTAMUDEZ

Cuando pensamos en detectar a tiempo la tartamudez de un niño pequeño, necesariamente, pensaremos en términos de prevención, intervención temprana, prevención primaria o secundaria y con cuáles elementos clínicos contaremos para no caer en los extremos de exagerar, complicando el cuadro o no hacer nada.
Hasta hace unos pocos años, la indicación, más escuchada, en los consultorios pediátricos, era esperar. En realidad, se pensaba que ésta era la conducta más adecuada frente a las vacilaciones, repeticiones de sonidos o palabras, en niños pequeños. Se temía fijar el síntoma, que el niño se diera cuenta de lo que le pasaba y que los padres hablaran de ésto, podría ser peligroso. Todo llevaba a la "conspiración del silencio", subestimando la capacidad del niño preescolar y su posibilidad de pensar y conceptualizar su disfluencia.
No se conocían las diferencias entre los errores normales en la fluidez y las características de la tartamudez. No había análisis objetivos de esta dificultad, ni estudios sobre fluidez, cómo se sostenía y cuáles elementos la perturbaban.
Detectar a tiempo significa lograr que el ochenta por ciento de los niños, que presentan una disfluencia, reviertan la dificultad casi completamente, sin llegar a conformar este dilema, de alta complejidad, llamado tartamudez. Todo un desafío para pensar y accionar, en un momento, caracterizado por la cultura del vértigo, la competitividad y la adicción a lo rápido: todo ya.
Factores ambientales interactúan con genes, causando esta dificultad. No hay categorías convencionales que logren etiquetarla en orgánico, funcional, psicológico o neurológico.
La investigación clínica y de laboratorio ha permitido establecer certezas, en las cuales es necesario apoyarse. Y, así, ha podido fijarse que es posible evitar el ochenta por ciento de las tartamudeces crónicas. si logramos actuar, antes de que finalice el desarrollo del lenguaje; es decir, entre los 2 y los 6 años.
Enormes progresos se han logrado en la distinción de errores normales de la fluidez de aquellos errores que llevan riesgo de tartamudez. Ya no se duda en afirmar que la continuidad, la velocidad apropiada y la facilidad son indispensables para la fluidez. La forma, en que esta continuidad se altera, dependerá del sutil equilibrio, entre la capacidad del niño para sostenerla y la exigencia del medio.
Prevención primaria significa contar con estrategias clínicas para diagnosticar y diferenciar la tartamudez, de los errores normales en la fluidez en niños de 2 a 5 años. La tartamudez, en general, evoluciona desde los errores normales: disfluencias típicas, a aquellas dificultades que son características de la tartamudez: disfluencias atípicas.
Existe una gran cantidad de niños pequeños que se niegan a hablar, que preguntan por qué no pueden hablar o adoptan un habla cuchicheada agravada, a veces, por una disfonía de esfuerzo provocada por el esfuerzo vocal ante los bloqueos. Niños de 4 ó 5 años, que hablan al oído de sus madres, por miedo a trabarse y que son, extremadamente, sensibles a las reacciones del medio. Esta realidad, más el convencimiento de la necesidad de una intervención precoz nos compromete en el estudio y en la difusión de estos conceptos.
La intervención precoz permite establecer cuando un niño comete errores normales en la fluidez o disfluencias normales y cuando un niño está tartamudeando.
De acuerdo con Williams Perkins, la tartamudez se desarrolla a partir de las disfluencias normales y es, justamente, esta circunstancia la que nos permitirá la prevención. Esta no depende, solamente, de concurrir a la consulta o buscar información frente a los primeros "saltitos" de ese niño, sino que la prevención está, fundamentalmente, apoyada en el saber escuchar de la/el fonoaudióloga/o especialista en tartamudez, para distinguir a la tartamudez de las disfluencias normales.
De acuerdo con el criterio del Dr. Hugo Gregory Prevención Primaria es la que realizamos con los padres, a quienes se explica la importancia de los factores del medio y se realizará, especialmente, en las familias de alto riesgo.


Cuando los padres están muy preocupados por una posible tartamudez, y el niño tiene disfluencias normales, podríamos pensar que esa reacción desencadenará más tensión y más disfluencias características de la tartamudez; ya que el niño comenzará, también, a preocuparse, tratando de evitarlas, haciendo esfuerzos e instalando la tensión al hablar. Por eso, pensamos que es necesario:

ENTRENAR A FONOAUDIOLOGA/OS EN ESCUCHAR.

Esto permitirá un manejo apropiado y de extrema necesidad, en la clínica, ya que es indispensable crear una red de estrategias terapéuticas en la disfluencia, para aliviar una pregunta muy frecuente en los niños pequeños:

¿POR QUE NO PUEDO HABLAR?
¿POR QUE NO ME SALEN LAS PALABRAS?

La intervención, de los especialistas en tartamudez debería abordar la estimulación de la fluidez, su estabilidad y el desarrollo del lenguaje, asegurando condiciones apropiadas en todo el medio familiar. A medida que la tartamudez se desarrolla o va en aumento también, será mayor la dificultad para el control motor del habla.

+ TENSIÓN = + PERDIDA DE CONTROL
LA LENTITUD Y LA SUAVIDAD FAVORECEN EL CONTROL


De esto se desprende que las estrategias actuales, basadas en la estimulación de la fluidez, en niños pequeños no se construyen sobre la base de adaptar los tratamientos para adultos; ya que no es lo mismo una tartamudez a los 5 años que a los 35 años. Se basan en estrategias cognitivas, en función de la capacidad operatoria y del nivel de elaboración mental del niño pequeño, quien es llevado, muy cuidadosamente, a pensar en su disfluencia y en los elementos perceptuales que ayudan a sus "saltitos".
Hoy sabemos que la tartamudez es una realidad tan compleja como variable y que, en niños pequeños, se tiene el raro privilegio de contemplar la disfluencia con toda la frescura de "lo nuevo" y del poco ejercicio de la tensión.
Y, en este momento, es indispensable la necesidad de focalizar toda nuestra estrategia terapéutica en la fluidez y no en los bloqueos. En este sentido será importante trabajar todos los elementos que nutren a la fluidez: continuidad, facilidad, velocidad adecuada y un desarrollo del lenguaje, que permita una expresión verbal, con su nivel de pensamiento y coordinación motriz para el habla.
Estas nuevas metodologías, también permiten diferenciar los errores normales de la fluidez de la tartamudez y establecer un adecuado pronóstico de la disfluencia.
La evaluación de la fluidez se hace lo más cerca posible del comienzo de la dificultad, criterio que introduce un concepto totalmente distinto al "esperar" sostenido anteriormente. Así, el lugar y el rol del médico pedíatra cobra una importancia fundamental.

Concepción Such Balaguer



COSAS DE INTERES

¿Sabía usted que ...

... alrededor del 2% de adultos y 5% de los niños tartamudean? Esto se traduce aproximadamente en 800.000 personas en España. ... la tartamudez se inicia en la infancia? Por lo general, ésta comienza a presentarse entre los 2 y 5 años. Existen en el mundo más personas de sexo masculino que femenino con esta dificultad, en una proporción de 4 a 1. ... la tartamudez, es una dificultad y no una enfermedad? No es contagiosa ni se produce por imitación. Es involuntaria y cíclica, aparece y desaparece por períodos de tiempo variables. ... las personas que tartamudean son tan inteligentes como las que no se traban al hablar? ... la tartamudez no es un trastorno exclusivamente psicológico? ... no se sabe a ciencia cierta cuales son las causas de la tartamudez? Recientes estudios sugieren que la tartamudez se produce como consecuencia de una inter- relación entre factores biológicos-psicológicos y sociales. ... las personas tartamudean de diferentes formas?. Algunos repiten sílabas, otros alargan los sonidos o tienen bloqueos mientras hablan.

PUBLICACIONES SOBRE LA TARTAMUDEZ

Título: Tartamudez. Una disfluencia con cuerpo y alma. Autor: Biain de Touzet, BeatrizEditorial: Editorial Paidós Saicf.

Título: Guía de Intervención logopédica en Tartamudez Infantil. Autor: Fernández-Zuña, AliciaEditorial: Editorial Síntesis, S.A.

Título: Hablan los Tartamudos Autor: Rodríguez C., Pedro R.Editorial: Publicaciones de la Universidad Central de Venezuela.

Título: Manual Práctico de Tartamudez Autor: Salgado Ruiz, AlfonsoEditorial: Editorial Síntesis, S.A.

Título: Curso Terapéutico de Aceptación. (Libro + 4 CDs) Autor: García Higuera, José AntonioEditorial: Dr. J.A. García Higuera / Disponible en España e Hispanoamérica en Paradox S.L.

Mª Cristina Camacho Díaz




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada